abril 08, 2018

Efectivamente, el cochayuyo en el mar no es del color café claro que estamos acostumbrados a ver. Ese tono solo lo alcanza luego de un largo período de secado al sol en grandes extensiones de playa, proceso que puede durar muchos días.

Lo malo de este tratamiento es que las algas se exponen a diversas agresiones que pueden ser ambientales (radiación solar directa, variaciones de temperaturas que varían a lo largo del día, etc.) o de otro tipo (fecas de animales, arena, etc.) haciendo que el cochayuyo no solo cambie de color sino que también pierda nutrientes  en este proceso.

En Kollofken todas nuestras algas son secadas a la sombra dentro de galpones, recostadas sobre mallas en altura  y a temperatura constante con el fin de conservar mejor sus propiedades nutricionales. Es por esto que nuestro cochayuyo es de color negro. Además todos nuestros productos han sido sometidos a análisis sanitarios que garantizan su inocuidad.

En Kollofken además trabajamos con la única planta procesadora de algas con certificación para consumo humano en Chile, asegurando a nuestros clientes un producto de calidad y de categoría internacional.

Puedes ver nuestros productos aquí  https://kollofken.cl/collections/nuestros-productos


Dejar un comentario

Suscríbete para recibir nuesrtas ofertas